DISCUSIÓN DEL CASO CLINICO DEL QUISTE HEMORRAGICO

DISCUSIÓN

La mayoría de los quistes de ovario son quistes funcionales cuya causa son las hormonas, a veces también aparecen como efecto secundario de un tratamiento hormonal. Se producen casi exclusivamente en mujeres sexualmente maduras, muy frecuentemente después de la pubertad y durante la menopausia. La mayoría de los quistes son asintomáticos y muchos son descubiertos de forma casual.

Los quistes foliculares son las estructuras quísticas más frecuentes halladas en los ovarios normales. Debido a la pared delgada que rodea al quiste. Esto predispone a su ruptura.

Los quistes foliculares con signos de ruptura o hemorragia intraperitoneal son menos frecuentes, aunque habitualmente esta hemorragia no tiene significado clínico, a veces puede ser masivo y requerir la intervención quirúrgica. Esta complicación es más frecuente en las pacientes con predisposición a las hemorragias, así como las que están en tratamiento anticoagulante o sufren diátesis hemorrágica.

El diagnóstico diferencial incluye variadas patologías como: Absceso tubo-ovárico, embarazo ectópico, endometriomas, tumores benignos y neoplasias ováricas.

El manejo de un quiste folicular es conservador, muchos se resuelven dentro de las 8 a 12 semanas de observación. De todos los quistes ováricos, se describe que al menos el 90% se resuelve en forma espontánea. Se recomienda manejo conservador con seguimiento ecográfico, al menos durante tres ciclos.

El tratamiento mediante anticonceptivos orales puede acelerar la resolución del quiste. El tratamiento quirúrgico se reserva para pacientes que presentan síntomas o signos que permitan sospechar torsión o malignidad.

 

ver el caso clinico