atrappan al mochomo!!!

El mochomo, como se le conoce a quien es considerado como el mentor de Joaquín El Chapo Guzmán, es un platillo sinaloense elaborado con machaca de pescado seca, no jugosa, catacterística por ser frita y tronadora.

Para capturar a Alfredo Beltrán alrededor de 100 militares desplegaron un operativo que incluyó la movilización de vehículos Hummer artillados, y que cubrió un amplio radio de la avenida Juan de la Barrera, en la colonia Burócratas de Culiacán, Sinaloa.

El miembro de la llamada Federación es parte de la cultura popular ligada al narcotráfico y cuenta con al menos dos narcocorridos que son interpretados por diversos grupos como Los Canelos de Durango, El Potro de Sinaloa, Fidel Rueda, Diego Rivas, Gerardo Ortiz y Los Juniors de Culiacán entre otros.

Las canciones, tituladas como Alfredo Beltrán narran la manera en como vivía y operaba este importante capo del cártel de Sinaloa.

Las letras

Intérprete: Diego Rivas

Canción: Alfredo Beltrán

Puros tragos de Buchanan’s y grupo de los mejores,

en la sierra hay un gran hombre que tiene muchos valores

Alfredo Beltrán se llama amigo de los señores.

En el Rancho de la Palma, la leyenda es confirmada,

dicen que hay una herradura del cielo la vez muy clara,

es la suerte del señor que Dios del cielo le manda.

Es un hombre de respeto, caballero y buen amigo,

respetuoso con las damas, sencillo, además muy fino,

es herencia de sus padres, por eso es reconocido.

Mi respeto a su trabajo, sabe hacer muy bien las cosas,

si lo miran bien cuidado con armas muy poderosas,

es para su protección por si con perros se topa.

Cargamentos bien masivos entrega sin titubearse,

la mirada del señor nunca ha podido igualarse,

hasta el gobierno lo sabe y tiene miedo a encontrarle.

Alfredo Beltrán te digo, te admiran no sabes como,

lo jefes ya te conocen y te apodan ‘El Mochomo’,

águila palos amigo y destapen otros cocos.

Intérprete: Los Canelos de Durango

Canción: Alfredo Beltrán

Con una fija mirada, hombre de barba cerrada,

con un acento de orden, así le habla a su plebada,

caballero y buen amigo, Alfredo Beltrán se llama.

Como si fueran mochomos, así lo sigue su raza,

siempre los miro cargados, de subida o de bajada,

si calienta mucho el sol, se encuevan con todo y carga.

Por eso es jefe en la tribu, lo tiene bien merecido,

números para las cuentas, la mano para el amigo,

caricias para las damas, balas pa’ los enemigos.

Odio de dos en la mafia, bajadores y bandidos,

a madrinas del gobierno y a los mal agradecidos,

por donde pasa ‘El Mochomo’, queda bien limpio el camino.

Se aproxima un 32, junto con un 36,

el siete le dice al 20, quiero que se ponga al cien,

lo espero en la 27, empezando amanecer.

Para playas en Guerrero, para tequila Jalisco,

pa’ mujeres Culiacán, mi cuna es Badiraguato,

pa’ un buen amigo un abrazo y ahí nos miramos al rato.