Por resonancia depende de la clínica es donde vamos buscar alteraciones

Epilepsia parcial compleja: especial atención al hipocampo

– Epilepsia Jacksoniana: especial énfasis en el análisis de la corteza frontal.

– Epilepsia gelástica: descartar hamartoma hipotalámico.

Cualquier lesión que afecte a la sustancia gris cortical de los hemisferios cerebrales puede causar epilepsia. Las anomalías más comúnmente encontradas en los estudios de pacientes con crisis son la esclerosis del hipocampo, malformaciones del desarrollo cortical, neoplasias, malformaciones vasculares, gliosis, procesos inflamatorios-infecciosos, facomatosis, Síndrome de Sturge-Weber y la encefalitis de Rasmusen.

La epilepsia es un desorden neurológico crónico caracterizado por crisis espontáneas y recurrentes debido a una actividad eléctrica excesiva y anormal de las neuronas corticales con una prevalencia de aproximadamente el 1% entre la población.

Su diagnóstico es puramente clínico aunque la neuroimagen, sobre todo la resonancia magnética (RM) estructural, juega un papel clave para descartar (y caracterizar) anomalías anatómicas que la justifiquen así como para la planificación terapéutica.

Las crisis epilépticas se dividen en generalizadas y parciales. Las crisis generalizadas habitualmente se originan en ambos hemisferios cerebrales y la mayoría responden correctamente a los fármacos antiepilépticos. Las crisis parciales (focales) suelen tener su origen en una única región anatómica y se clasifican en simples (cuando no existe pérdida de conciencia) y complejas (con pérdida de conciencia asociada).

 

QUISTE DE OVARIO HEMORRAGICO POR ULTRASONIDO

Los quistes ováricos hemorrágicos,  generalmente resultan de hemorragia en un cuerpo lúteo u otro quiste funcional. Las características radiográficas son variables dependiendo de la edad de la hemorragia. Normalmente se resuelven dentro de ocho semanas.

Presentación clínica

Los pacientes pueden presentar dolor pélvico repentino, masa pélvica, o pueden ser asintomáticos y el quiste de ovario hemorragico es un hallazgo incidental.

Un quiste hemorrágico o un quiste ovárico roto es la causa más común de dolor pélvico agudo en una mujer afebril, premenopáusica que se presenta a la sala de emergencias. Pueden ocurrir durante el embarazo.

Patología

Los quistes hemorragicos de ovario típicamente se desarrollan como resultado de la ovulación. Secundaria a una respuesta hormonal, las células del estroma que rodean a un folículo de Graaf se vuelven más vasculares y después de que el ovocito ha sido expulsado, el folículo de Graaf se convierte en un cuerpo lúteo con una capa de granulosa altamente vascular y frágil que se rompe fácilmente formando un quiste hemorragico .

Características radiográficas

Ultrasonido

Los quistes hemorragicos  pueden tener una variedad de apariencias dependiendo de la etapa de evolución de los productos sanguíneos y del coágulo.

-Los ecos reticulares parecidos a encajes o un coágulo sólido intracístico
-Es posible un nivel de fluido.
-Pared delgada
-El coágulo puede adherirse a la pared del quiste imitando un nódulo, pero no tiene flujo sanguíneo en imágenes Doppler
-El coágulo retráctil puede tener bordes afilados o cóncavos, la nodularidad mural no
-Mejora acústica posterior
-Puede ser menos perceptible si se utilizan armónicos o composición
-No debe haber ningún flujo sanguíneo interno
-El flujo sanguíneo circunferencial en la pared del quiste es típico

 

ultrasonido Transverso Ovario izquierdo con Doppler

 

 

Tratamiento y pronóstico

La mayoría de los quistes hemorrágicos se resuelven completamente dentro de dos ciclos menstruales (8 semanas).

Los quistes con una apariencia típica de un quiste hemorrágico deben conducir a ultrasonido de seguimiento o imágenes por resonancia magnética en 6-12 semanas si:

-El quiste tiene> 5 cm de diámetro si el paciente es pre-menopáusico
o
-Cualquier tamaño de un quiste hemorrágico si el paciente es perimenopáusico

En el paciente posmenopáusico, la evaluación quirúrgica está justificada.

Una estructura quística que no convence satisfactoriamente los criterios para un quiste benigno no puede ser considerado un quiste y debe ser evaluado con un corto intervalo de seguimiento ultrasonografico o resonancia magnética.

 

Se observan ecos internos reticulares en esta hemorragia de quiste ovárico

 

 

 

 

 

 

 

 

Diagnóstico diferencial

Las consideraciones diferenciales sobre la ecografía incluyen:

Neoplasia quística del ovario : la característica más útil para distinguir las neoplasias ováricas de los quistes hemorrágicos es
-Proyecciones papilares
-Septos nodulares
-Flujo Doppler color en la estructura quística
Endometrioma
Típicamente contiene ecos internos de bajo nivel uniformes con una pared hipervascular en ultrasonido Doppler.
Más a menudo múltiples
En la RM, el endometrioma muestra alta señal en T1 y baja señal en T2WIs ( signo de sombreado ), aunque hay superposición en apariencia con quistes hemorrágicos.

 

 

En este sitio encontraras las preguntas del examen nacional, www.godieboy.com material de estudio, prueba la nueva aplicacion apps del examen nacional.Visita O http://enarm.godieboy.com #enarm #pasareelenarm

DISCUSIÓN

La mayoría de los quistes de ovario son quistes funcionales cuya causa son las hormonas, a veces también aparecen como efecto secundario de un tratamiento hormonal. Se producen casi exclusivamente en mujeres sexualmente maduras, muy frecuentemente después de la pubertad y durante la menopausia. La mayoría de los quistes son asintomáticos y muchos son descubiertos de forma casual.

Los quistes foliculares son las estructuras quísticas más frecuentes halladas en los ovarios normales. Debido a la pared delgada que rodea al quiste. Esto predispone a su ruptura.

Los quistes foliculares con signos de ruptura o hemorragia intraperitoneal son menos frecuentes, aunque habitualmente esta hemorragia no tiene significado clínico, a veces puede ser masivo y requerir la intervención quirúrgica. Esta complicación es más frecuente en las pacientes con predisposición a las hemorragias, así como las que están en tratamiento anticoagulante o sufren diátesis hemorrágica.

Continúa leyendo

COLECISTITIS

Es una hinchazón e irritación repentina de la vesícula biliar que causa dolor abdominal intenso.

CAUSAS

La vesícula biliar es un órgano que se encuentra por debajo del hígado. Almacena la bilis, que el cuerpo utiliza para digerir las grasas en el intestino delgado.

La colecistitis aguda se produce cuando la bilis queda atrapada en la vesícula biliar. A menudo esto sucede porque un cálculo biliar bloquea el conducto cístico, el conducto por donde la bilis viaja dentro y fuera de la vesícula biliar. Cuando un cálculo bloquea este conducto, la bilis se acumula, causando irritación y presión en la vesícula biliar. Esto puede conducir a hinchazón e infección.

Otras causas abarcan:

Enfermedades graves como el VIH o la diabetes
Tumores de la vesícula biliar (raro)
Algunas personas tienen mayor riesgo de sufrir cálculos biliares. Los factores de riesgo abarcan:

-Ser mujer
-Embarazo
-Terapia hormonal
-Edad avanzada
-Ser nativo americano o hispano
-Obesidad
-Bajar o subir de peso rápidamente
-Diabetes

A veces la vía biliar resulta temporalmente bloqueada. Cuando esto ocurre en forma repetitiva, puede conducir a colecistitis crónica, es decir, hinchazón e irritación que continúan con el tiempo. Finalmente, la vesícula biliar se vuelve gruesa y dura. Tampoco almacena ni secreta bien la bilis.

SINTOMAS

El síntoma principal es el dolor que se localiza en la parte superior derecha o media del abdomen y que por lo regular dura al menos 30 minutos. Usted puede sentir:

-Dolor agudo, de tipo cólico o sordo
-Dolor continuo
-Dolor que se irradia a la espalda o por debajo del omóplato derecho

Otros síntomas que pueden ocurrir abarcan:

-Heces de color arcilla
-Fiebre
-Náuseas y vómitos
-Coloración amarillenta de la piel y de la esclerótica de los ojos (ictericia)

PRUEBAS Y EXAMENES

Un examen físico mostrará que le duele cuando le tocan el abdomen.

El médico puede ordenarle los siguientes exámenes de sangre:

-Amilasa y lipasa
-Bilirrubina
-Conteo sanguíneo completo (CSC)
-Pruebas de la función hepática
-Los exámenes imagenológicos pueden mostrar cálculos biliares o inflamación. Le pueden practicar uno de estos exámenes:

Ecografía abdominal
Tomografía computarizada abdominal
Radiografía abdominal
Colecistografía oral
Gammagrafía de la vesícula biliar con radionúclidos

TRATAMIENTO

La cirugía es el tratamiento habitual. La extirpación quirúrgica de la vesícula biliar se denomina colecistectomía.

La colecistectomía laparoscópica es la que se realiza con mayor frecuencia. En esta cirugía, se utilizan incisiones quirúrgicas más pequeñas, lo cual lleva a una recuperación más rápida. Los pacientes con frecuencia se van para su casa el mismo día de la cirugía o a la mañana siguiente.

La colecistectomía abierta requiere una incisión más grande en el cuadrante superior derecho del abdomen.

Busque atención médica inmediata si tiene dolor abdominal intenso.

En la sala de urgencias, a usted se le suministran líquidos por vía intravenosa. También le pueden dar antibióticos para combatir la infección.

La colecistitis se puede resolver por sí sola; sin embargo, si tiene cálculos, probablemente necesitará cirugía para extirpar la vesícula.

Los tratamientos no quirúrgicos comprenden:

-Antibióticos para combatir la infección
-Dieta baja en grasa (si puede comer)
-Analgésicos

Usted puede necesitar una cirugía de urgencia si tiene complicaciones como:

-Gangrena (muerte del tejido)
-Perforación (un orificio que se forma en la pared de la vesícula)
-Pancreatitis (páncreas inflamado)
-Bloqueo persistente de las vías biliares
-Inflamación del conducto colédoco.
-Si usted está muy enfermo, se puede colocar una sonda a través de la piel para drenar la vesícula. Luego, una vez que usted esté mejor, se puede realizar la cirugía.

 

tomografía axial computarizada de abdomen con litos vesiculares