Hipopion
Acumulación de pus en la cámara anterior del ojo.

Infecciosos: son causados, sobre todo por E. Pneumoniae y Pseudomona. Además, por úlceras corneales víricas y micóticas.

No infecciosos: son consecuencia de Síndrome de Behcet, abuso de anestésico tópico, quemaduras graves por lejía, lentes de contacto terapéuticas, sobre todo en córneas anestesiadas.

 

En pacientes inmunodeprimidos o que usan corticoides, el cuadro clínico de inflamación disminuye, hay mayor ulceración y extensión de la infección antes de que aparezca el hipopion.
El uso de lentes de contacto hidrofílicas alteran la presentación de úlceras bacterianas: multifocales, infiltrado epitelial y del estroma más difuso.

Es la anomalía epileptogénica más comúnmente encontrada tras la cirugía en varias series de epilepsia (65%) y la causa más importante de epilepsia refractaria al tratamiento farmacológico.

Histológicamente se caracteriza por pérdida neuronal y gliosis. El cuerpo del hipocampo es la región más afectada. Aunque la causa no es bien conocida parece ser que en individuos predispuestos algún tipo de agresión durante el desarrollo (como por ejemplo las crisis febriles complicadas, traumatismos o infecciones cerebrales) lesiona el hipocampo desarrollando la esclerosis temporal mesial.

Es importante identificarla pues la lobectomía anterior temporal cura las crisis en el aproximadamente el 67% de los casos frente al 8% de curas con el tratamiento farmacológico.

La lectura del estudio por el neurorradiólogo además va a estar condicionada por la información clínica. Unos datos clínicos correctos y completos son esenciales para mejorar la sensibilidad en cada caso de forma individual. Por ejemplo:

– Epilepsia parcial compleja: especial atención al hipocampo

– Epilepsia Jacksoniana: especial énfasis en el análisis de la corteza frontal.

– Epilepsia gelástica: descartar hamartoma hipotalámico.

Por resonancia depende de la clínica es donde vamos buscar alteraciones

Epilepsia parcial compleja: especial atención al hipocampo

– Epilepsia Jacksoniana: especial énfasis en el análisis de la corteza frontal.

– Epilepsia gelástica: descartar hamartoma hipotalámico.

Cualquier lesión que afecte a la sustancia gris cortical de los hemisferios cerebrales puede causar epilepsia. Las anomalías más comúnmente encontradas en los estudios de pacientes con crisis son la esclerosis del hipocampo, malformaciones del desarrollo cortical, neoplasias, malformaciones vasculares, gliosis, procesos inflamatorios-infecciosos, facomatosis, Síndrome de Sturge-Weber y la encefalitis de Rasmusen.

La epilepsia es un desorden neurológico crónico caracterizado por crisis espontáneas y recurrentes debido a una actividad eléctrica excesiva y anormal de las neuronas corticales con una prevalencia de aproximadamente el 1% entre la población.

Su diagnóstico es puramente clínico aunque la neuroimagen, sobre todo la resonancia magnética (RM) estructural, juega un papel clave para descartar (y caracterizar) anomalías anatómicas que la justifiquen así como para la planificación terapéutica.

Las crisis epilépticas se dividen en generalizadas y parciales. Las crisis generalizadas habitualmente se originan en ambos hemisferios cerebrales y la mayoría responden correctamente a los fármacos antiepilépticos. Las crisis parciales (focales) suelen tener su origen en una única región anatómica y se clasifican en simples (cuando no existe pérdida de conciencia) y complejas (con pérdida de conciencia asociada).

 

QUISTE DE OVARIO HEMORRAGICO POR ULTRASONIDO

Los quistes ováricos hemorrágicos,  generalmente resultan de hemorragia en un cuerpo lúteo u otro quiste funcional. Las características radiográficas son variables dependiendo de la edad de la hemorragia. Normalmente se resuelven dentro de ocho semanas.

Presentación clínica

Los pacientes pueden presentar dolor pélvico repentino, masa pélvica, o pueden ser asintomáticos y el quiste de ovario hemorragico es un hallazgo incidental.

Un quiste hemorrágico o un quiste ovárico roto es la causa más común de dolor pélvico agudo en una mujer afebril, premenopáusica que se presenta a la sala de emergencias. Pueden ocurrir durante el embarazo.

Patología

Los quistes hemorragicos de ovario típicamente se desarrollan como resultado de la ovulación. Secundaria a una respuesta hormonal, las células del estroma que rodean a un folículo de Graaf se vuelven más vasculares y después de que el ovocito ha sido expulsado, el folículo de Graaf se convierte en un cuerpo lúteo con una capa de granulosa altamente vascular y frágil que se rompe fácilmente formando un quiste hemorragico .

Características radiográficas

Ultrasonido

Los quistes hemorragicos  pueden tener una variedad de apariencias dependiendo de la etapa de evolución de los productos sanguíneos y del coágulo.

-Los ecos reticulares parecidos a encajes o un coágulo sólido intracístico
-Es posible un nivel de fluido.
-Pared delgada
-El coágulo puede adherirse a la pared del quiste imitando un nódulo, pero no tiene flujo sanguíneo en imágenes Doppler
-El coágulo retráctil puede tener bordes afilados o cóncavos, la nodularidad mural no
-Mejora acústica posterior
-Puede ser menos perceptible si se utilizan armónicos o composición
-No debe haber ningún flujo sanguíneo interno
-El flujo sanguíneo circunferencial en la pared del quiste es típico

 

ultrasonido Transverso Ovario izquierdo con Doppler

 

 

Tratamiento y pronóstico

La mayoría de los quistes hemorrágicos se resuelven completamente dentro de dos ciclos menstruales (8 semanas).

Los quistes con una apariencia típica de un quiste hemorrágico deben conducir a ultrasonido de seguimiento o imágenes por resonancia magnética en 6-12 semanas si:

-El quiste tiene> 5 cm de diámetro si el paciente es pre-menopáusico
o
-Cualquier tamaño de un quiste hemorrágico si el paciente es perimenopáusico

En el paciente posmenopáusico, la evaluación quirúrgica está justificada.

Una estructura quística que no convence satisfactoriamente los criterios para un quiste benigno no puede ser considerado un quiste y debe ser evaluado con un corto intervalo de seguimiento ultrasonografico o resonancia magnética.

 

Se observan ecos internos reticulares en esta hemorragia de quiste ovárico

 

 

 

 

 

 

 

 

Diagnóstico diferencial

Las consideraciones diferenciales sobre la ecografía incluyen:

Neoplasia quística del ovario : la característica más útil para distinguir las neoplasias ováricas de los quistes hemorrágicos es
-Proyecciones papilares
-Septos nodulares
-Flujo Doppler color en la estructura quística
Endometrioma
Típicamente contiene ecos internos de bajo nivel uniformes con una pared hipervascular en ultrasonido Doppler.
Más a menudo múltiples
En la RM, el endometrioma muestra alta señal en T1 y baja señal en T2WIs ( signo de sombreado ), aunque hay superposición en apariencia con quistes hemorrágicos.

 

 

En este sitio encontraras las preguntas del examen nacional, www.godieboy.com material de estudio, prueba la nueva aplicacion apps del examen nacional.Visita O http://enarm.godieboy.com #enarm #pasareelenarm